viernes, 2 de julio de 2010

Lucero


Brisa ante mí
Jugara con su pelo.
Huele a jazmín
Me dibuja su cuerpo.
Pasara ante mí
Como un sueño.

La oigo caminar

Y mi alma se asoma
Quisiera gritar
Pero un nudo me ahoga
No sabría que decir
A mi diosa.

Entre niebla surgió

Una luz que me habla
Me describe a mi amor
Y se va con el alba.
Jamás se fijara en mi
Jamás sabrá que existí
Jamás oirá este lamento
Que llevo tan dentro de mí

No sé como es

Aunque sueño su cara
Me muero por ver
Si con suerte hoy habla
Oír su tierna voz
Eso me basta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada